8 ene. 2008

Portabilidad numérica desembarca en América Latina

La portabilidad numérica (PN) está llegando rápidamente a América Latina. Varios países ya definieron su aplicación o estudian hacerlo a corto plazo: en México está programado su despegue para 2008, en 2009 en Brasil y la República Dominicana, y en 2010 en Perú, mientras que Chile, Colombia, y Panamá están estudiando su aplicación y las medidas reglamentarias. El nuevo análisis de Frost & Sullivan (http://www.frost.com), “La portabilidad numérica en América Latina”, considera que las nuevas regulaciones asociadas a este fenómeno cambiarán el paisaje competitivo en la región.
"Dado que todos los países planean poner en práctica la portabilidad numérica, la pregunta es qué operador tomará la iniciativa en términos de estrategia de comercialización" señala Ignacio Perrone, Team Leader del grupo Telecom Services en Frost & Sullivan. "Tanto los participantes del mercado actual como los nuevos operadores deben pensar bien sus estrategias para aprovechar las oportunidades de mercado que la PN abrirá”.
Se espera que los primeros 18 meses sean los más críticos, ya que es probable que los clientes más inquietos elijan cambiar de proveedores durante este período. Los líderes del mercado tratarán de sostener su permanencia mediante la oferta de productos de valor agregado y de mayor calidad de servicio a los clientes.
Para ellos, la amenaza más importante serán los nuevos operadores que apuesten a la oferta de servicios a precios más bajos."Por esto, tanto los proveedores establecidos como los operadores entrantes deben aplicar estrategias de ataque y defensa, como posicionamiento de la imagen de marca, ofertas de productos atractivas y planes de precios, junto con una red de buena calidad y cobertura", propone Perrone. "Quienes quieran defenderse tendrán que afinar su gestión de relaciones con el cliente (CRM) y de interfaz con los usuarios, así como enfocar sus esfuerzos en aquellos clientes que están más abiertos al cambio.
"Aunque la PN favorece a clientes más sensibles a la calidad, servicio y precio, ésta no genera fluctuación en sí misma. El principal objetivo de la introducción de PN es fomentar la competencia y evitar el estancamiento del mercado."La complejidad asociada a la implementación de PN junto con la necesidad de grandes inversiones para adaptar redes y procesos fuerza a los operadores a centrarse principalmente en las cuestiones técnicas y financieras", dice Perrone. "Por lo tanto, los participantes deben comenzar a pensar en términos de estrategia de comercialización con el fin de hacer frente a los posibles efectos de PN y destacarse del resto en el mercado".

*Tomado de AméricaEconomía.com

No hay comentarios.: